Volver

Ya hace bastante tiempo que no actualizaba el blog, y me parece que ya es tiempo.

Siempre dicen que el cuerpo te indica cuando algo anda mal, y después de muchos años de jactarme de mi buena salud el 2014 fue todo lo contrario…me enfermé muchísimo y culminé el año con una parálisis facial. Por lo mismo me propuse que el 2015 fuera diferente.

Después de descansar un poco hice ciertos planes para mejorar el año:

1. No sobre exigirme: Estaba haciendo demasiadas cosas, este año me prometí balancear más la cantidad de pega que puedo tomar. Por lo mismo mis horas de sueño eran casi inexistentes, y cuando tenía tiempo para descansar, lo ocupaba carreteando para distraerme de toda la pega que me había sobrepasado en la semana.

2. Ser más activa: Si me siguen en Instagram quizás se han topado con un par de fotos distintas…si, estoy haciendo más deporte. No voy a mentir, las primeras sesiones quería matar a alguien o buscar alguna excusa para no ir -que el calor, que no alcanzo, tengo mucha pega, el cumpleaños de alguien– pero con el tiempo se ha ido volviendo parte de la rutina (incluso un día salí a trotar para que se me pasara la maña). Obviamente eso ha tenido resultados súper positivos en mi ánimo y mi salud.

3. Comer mejor:  No, no estoy a dieta estricta, simplemente trato de consumir cosas más sanas. Menos delivery y más cocinar, menos azúcar y más proteína. Una de las cosas que he notado en el poco tiempo que llevo haciendo esto es que mi nivel de energía es mucho más alto, por lo mismo estoy tomando menos café (si, es súper rico pero me estaba tomando al menos unos 5 al día.).

Quizás no son grandes cambios pero de a poco se parte. ¿qué cosas han cambiado ustedes en lo que va del 2015?

Las eché de menos y ¡Nos leemos pronto!