MIS APUESTAS MUSICALES PARA UN FUTURO MEJOR

Hoy traigo un post algo diferente, lo que haré es mostrarles algunos de mis mejores descubrimientos musicales de los últimos años y que no han sido reconocidos como deberían. Son bandas nuevas, con sonidos frescos, la mayoría con apenas un disco andando y que comienzan a hacer ruido entre redes sociales y blogs. Seguramente alguna de estas canciones han escuchado o escucharán dentro de los próximos meses en fiestas o qué se yo.

Y como el título lo dice, estas son mis apuestas de lo que viene

Strange Talk | Hace rato venimos recibiendo una onda nueva de pop y electrónica de Australia, y entre Miami Horror, Kimbra o Bag Raiders, llega esta banda que sigue una onda muy fresca y divertida, que seguro va a sonar en las fiestas que vienen. El video a continuación es el primer single del EP homónimo, la canción se titula “Climbing Walls”

The Naked And Famous | Los conocí por casualidad el 2010, no eran muy conocidos pero de pronto sonaron en comerciales, formaron parte de los Line Up de los festivales más importantes del mundo, y traen un psy-pop lento pero con fuerza. Demás van a venir luego.

Seventeen Evergreen | Uno de mis descubrimientos favoritos del año pasado es esta banda, que toma sonidos de bandas como MGMT o Passion Pit y crea este pop electrónico pegajoso y veraniego. El video de “Polarity Song” es una obra de arte!

Summer Camp | Esta banda, aunque sigue siendo muy poco conocida le tengo fé para los próximos años, con un EP titulado “Young” (Con el que los conocí) y un LP salido hace menos de un año, prometen ser una de las bandas obligatorias en los próximos festivales y compilados de verano.

Crystal Fighters | A estas alturas, Crystal Fighters ya no son sorpresa para muchos, sin embargo quise meterlos acá igual porque no había tenido oportunidad de mostrar esta banda mitad británica, mitad española. Mezclan sonidos electrónicos, folk, dubstep y musica típica española.

Lapalux | Lapalux es como el nuevo James Blake. Esa onda de post-dubstep que viene desde el underground británico, que mezcla música un poco arrítmica y bajos fuertes, con un ritmo que parece ser imposible de seguir o predecir. Lejos de cualquier electrónica típica.