La importancia del bloqueador solar

No siempre le hice el quite al sol, de adolescente y a pesar lo mucho que odio el acto de “tomar sol” me paseaba con un tono bien oscuro desde diciembre a marzo. Pero eso cambio, hoy prefiero la sombra y no me avergüenza ponerme shorts o faldas con las piernas más blancas del oeste.

Por otro lado mi mamá es una lagartija, apenas aparece un poco de sol puede pasar tardes completas de guata al sol logrando el “bronceado perfecto”. Por lo mismo (y espero que no lea esto) las arrugas comenzaron a aparecer antes, y a pesar de que soy cero vanidosa con las arrugas (o las canas) fue el minuto en el que decidí tirar el bronceador a la basura y cambiarlo por un buen bloqueador solar.

Hace no tanto tiempo salió este video de “como te ve el sol”, algo para realmente abrir los ojos con respecto al cuidado de nuestra piel, si no lo han visto da para pensar.

Hoy en día, y a pesar de que hay mañanas en las que simplemente me ducho y me visto antes de salir hay una cosa que no olvido…ponerme bloqueador solar y cada año encuentro uno regalón.

Este año descubrí Daylong Ultra en spray (para cara y cuerpo) y me lo aplico sagradamente todas las mañanas. No tiene olor, que es una característica que busco en la mayoría de los productos. No es grasoso como la gran mayoría de los bloqueadores y es de fácil aplicación, se absorbe rápidamente y no deja la cara blanca ni brillante, además tiene vitamina E y aloe vera.

Si tienes que tener mucho cuidado con los productos que pones en tu piel por alergias o ese tipo de cosas este es ideal también, mi piel es bastante reactiva a un montón de productos y con este bloqueador no he tenido problemas. Pueden complementarlo con el Repair para pieles ya dañadas por el sol.

¿Donde lo venden? Farmacias Ahumada.