mantequilla de maní casera

Muchas me preguntaron hoy en la mañana cuando vieron mi desayuno en instagram como hacer mantequilla de maní en casa…y es mucho más fácil de lo que se imaginan.

Empecé a hacer este tipo de cosas porque quiero alejarme de las comidas procesadas, así se exactamente que estoy poniéndole a mi cuerpo. La mayoría de las recetas que encuentran en internet les dirán que tienen que agregarle aceite a la preparación…no es necesario, con el aceite que liberará el maní es más que suficiente.

Sólo necesitan maní tostado sin sal (para el pote de la foto ocupé más o menos dos tazas de maní), una procesadora (a menos que tengan una juguera profesional, les recomiendo hacerlo con procesadora) y un poco de sal. 

Ponen el maní y la sal en la procesadora. Primero tendrán maní molido, deben ir parando de tanto en tanto a empujar el maní que se va hacia los bordes para que se muela también. Un par de minutos después empezarán a ver que la mezcla se pone más homogénea y finalmente tendrá la consistencia cremosa que todos conocemos de la mantequilla de maní. Ahí pueden probarla y ponerle más sal si lo necesita.

El proceso no toma más de 10 minutos en total y si la ponen en un recipiente bien cerrado les durará por lo menos dos semanas. Además si compran el maní en una tostaduría es increíblemente barato y puede ser un lindo regalo en un envase un poco más producido, yo tengo la suerte de tener la Tostaduría Talca cerca de casa. De hecho, compré avellanas para hacer nutella, la próxima semana les comparto la receta.