el famoso detox de jugos

Si me siguen en instagram quizás vieron algunas de las fotos en donde comentaba que haría una especie de detox de jugos por 7 días, ahora vengo a contarles la experiencia.

Todo partió cuando vi en Netflix el documental “Hungry for change” donde hablan de los tipos de comidas que estamos consumiento y la cantidad de químicos que tienen y los malos efectos en la salud. Después de haber visto ese documental dejé las bebidas soda, en Chile igual es complejo, todos los menús de los restaurants llevan bebidas, son infinitamente más baratos que los jugos y están en todos lados (la oferta de otros tipos de bebidas es muy acotada)…sin embargo, lo he logrado sin mucho esfuerzo y llevo un poco más de dos semanas sin tomarlas, me siento increíble.

Luego seguí investigando, quiero comer mejor. No necesariamente hacer una dieta, no lo estoy tomando como un plan para bajar de peso pero si la baja es una consecuencia de comer mejor, no me molesta en lo más mínimo. Estoy reduciendo las comidas procesadas, e incorporando muchas más verduras y frutas a mis comidas. Dentro de mi investigación audiovisual me topé con este otro documental “Fat, Sick & Nearly dead” lo que terminó de convencerme con hacer un “fasting” de jugos.

Mi plan inicial era pasar una semana consumiendo sólo jugos con alto contenido de vitaminas (no se engañen, no estaba tomando juguitos de naranja) y dejar de comer cualquier tipo de sólidos. La verdad es la siguiente: duré 4 días, el programa tiene cosas buenas y cosas malas.

Me sentí con mucha más energía, me despertaba en las mañanas sin problema y funcionaba bien a lo largo del día, eso si, esa energía se va desvaneciendo mientras pasan las horas, el primer día estaba durmiendo a las 8 pm. Sentí cambios buenos en mi cuerpo: sentirme más hidratada por ejemplo, y aunque suene raro (y quizás me convencí de esto) sentí que le estaba aportando buenas cosas a nivel de nutrientes y eso se reflejó mucho en mi ánimo. ¿Por qué lo dejé? los últimos dos días me dieron unos dolores de cabeza horribles, y a mi parecer 4 días de esta especie de ayuno después de meses de mala alimentación parecían una buena meta.

Básicamente le hice un “reboot” a mi cuerpo, después de eso me hidrato mucho más, mi cuerpo me exige más verduras y menos de las otras cosas que estaba comiendo. He seguido consumiendo jugos, cambié mis desayunos por uno de ellos y el resto de mis comidas son normales, eso si, a la larga planeo resetearme 3 días una vez al mes.

Para los que me preguntaron por las recetas, acá les dejo un par. El resto pueden encontrarlas acá.

“Mean Green”

– 1 manzana

– 1 pepino

– 4 tallos de apio

– 4-6 hojas de espinaca

– 1/4 de limón

– 1 trozo de gengibre

“Sunset passion”

– 1 betarraga

– 1 pepino

– 1 zanahoria

– 1 manzana

– 4 hojas de espinaca

– 2 trozos de piña

Igual pueden ir probando combinaciones que les agraden, yo le agregué otras frutas a mis jugos como arándanos, frutillas y naranja. También les agregué semillas como chia. Lo ideal es que busquen lugares cerca de donde se mueven donde puedan comprar estos jugos si van a estar consumiéndolos a lo largo del día, una opción en providencia es el Rende Bú en el Drugstore.

Si se van animando podemos comparar y compartir recetas. ¡Ah! y ojo, necesitan un extractor de jugo, no una juguera.