En perderle el miedo a los sombreros

Confieso que nunca fui muy de sombreros, y la principal razón es que ¡soy ridículamente cabezona!. Es real, cada vez que me tentaba de comprar algún tipo de sombrero o gorro me quedaba enano. Todo cambió cuando la semana pasada fui a la dermatóloga y me dio un tratamiento para la cara, que, si no la cuido del sol terminaría manchandomela. No contenta con el factor 50 que me pongo todos los días y considerando que me voy de vacaciones a la playa el viernes, era hora de un sombrero.

Tenía más o menos claro lo que quería cuando llegué a Donde golpea el monito (algo como lo que tenía puesto Beck cuando tocó acá hace un par de meses), pero no lo encontré. Sin embargo no me fui con la manos vacías y me llevé este tipo “indiana jones” y un gorro muy parecido a este de la colección de H&M para el PFW que les mostraré en otro post.

Obvio que será solo el primer sombrero y ya me enamoré de varios más online, como estos:

Total, así me protego del sol en verano y de la lluvia en invierno ¿qué mejor?

El sombrero es Donde golpea el monito  // La polera y los leggings de H&M (similares acá y acá) // Los zapatos son Zara (similares acá y acá)// la cartera es Helmut Lang // Los lentes son Retrovisión // El collar es Topshop